Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Nihat, futbolista ya de culto

La remontada de Turquía tiene como referente épico la imagen de su capitán pidiendo calma a sus colegas

DISCURRE la Eurocopa por las arenas movedizas de la sorpresa y también de la épica. Si algo de sorpresa tuvo la tempranera eliminación del vigente campeón y bastante el que tanto Italia como Francia fuesen laminadas por Holanda, la épica está teniendo una dosis alta de protagonismo en la competición. Tuvo tintes épicos el gol de Villa cuando ya no había tiempo para más en el pleito con los suecos y, sobre todo, ha entrado por la puerta mayor de la épica futbolística el último cuarto de hora del Chequia-Turquía. La pasión turca ya como referente para que el partido pase a ser de culto de presente y, más que nada, de futuro.

Impresionante cómo el gran Nihat intentaba calmar a sus desbocados colegas a fin de que no atropellasen la razón. Fantástico cómo capitaneaba a su tropa a base de consejo y no de fervorín, intentando razonar y no enardecer, que el enardecimiento lo trae el turco de cuna y era más conveniente enfriar la cabeza que calentar el corazón. Y se hizo el milagro de la remontada más épica que se recuerda en la épica del fútbol. Ni siquiera la última final europea, aquella en que Italia ganaba a un minuto del final para que Francia campeonase con un gol de oro, fue tan trepidante como este triunfo otomano sobre una Chequia que quizá vendiera la piel antes de cazar al turco.

Disfrutamos muchísimo con el gol de Villa porque, aparte su valor, llegó como más gusto da, cuando no ha lugar para nada más. Era, además, un gol de nuestro equipo y eso es la releche, pero también nos convertimos en un pelín, o muchín, otomanos solazándonos con la remontada que alentaba un turco que disfrutamos en la Liga nuestra. La imagen de Nihat pidiendo calma para retomar las riendas de sus desbocados compañeros será objeto de culto para el futuro, como el brazo en cabestrillo de Beckenbauer, el penalti de Panenka o aquel gol de Van Basten a Dassaev en Alemania 88. La épica es la épica y con ella gana el fútbol, vamos que si gana...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios