Son nostálgicas las imágenes del hotel más taurino de la ciudad envuelto en vallas protectoras y con las puertas cerradas en estos días de vísperas de Feria. Las habitaciones donde descansan y se visten los toreros antes de partir para la Maestranza estarán en obras hasta diciembre.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios