Juan de la Huerga

Nueva vida en el Nou Congost

Obligación Al Banca Cívica le urge ya olvidar la Copa y centrarse en el 'play off' Pilar Davis, líder en una cancha dura

Ayer es pasado. Está clara como el agua cristalina la consigna de la directiva del Banca Cívica, empezando por el presidente, Juan Carlos Ollero, a tenor de la buena actuación del equipo en la Copa del Rey. Eso ocurrió ya y hoy, domingo 26 de febrero, hay que olvidarse por completo de esos cuartos de final en los que el Unicaja besó la lona y centrarse exclusivamente en sacar ocho victorias, cifra que según dicen en la entidad garantizaría la presencia en el play off. Ése, y no otro, no quedarse a las puertas y pelear por una plaza con los ocho mejores a final de la fase regular, es el principal reto en la segunda vuelta, que comenzó torcido con pleno de derrotas, tres de tres, ante dos rivales de entidad, Caja Laboral y Real Madrid, y otro que está finísimo este curso, el Lucentum.

Despojado, pues, de las alegrías coperas, toca ponerse el mono de faena en la Liga Endesa y el regreso a la competición será en una cancha dura, áspera, de las más complicadas de la ACB a pesar de que el rival, el Assignia Manresa, pasa siempre por muchas apreturas económicas, año a año superadas por un carácter guerrillero, de batalla, de lucha ardorosa, de la plantilla barcelonesa, una tropa firme y que salda con excelentes balances las temporadas atando la permanencia con bastante antelación.

En el Nou Congost encara la siguiente etapa del curso, una nueva vida para este Banca Cívica al que ni por asomo se le pasa por la testa quedarse fuera de la fase por el título, por mucho que en 14 jornadas tenga que sacar más victorias que derrotas.

En Manresa sólo salieron triunfadores el Lucentum y el CAI, evidenciando este dato la complicación de amarrar un resultado positivo en este recinto, al que vuelve Guille Rubio y donde ya regresó esta campaña Josh Asselin, ambos amigos y que se verán frente a frente para repartirse estopa durante los 40 minutos. Paul Davis, tras su oscuro papel en la Copa, debe liderar las huestes de Joan Plaza en pos de cazar el primer éxito de la segunda vuelta. El mandamiento primero del técnico es defensa a muerte y contra el Manresa, igual que frente al Madrid, resultará básico no dejarlo correr y tratar de jugar ataques de cinco contra cinco.

English se quedó en casa por su dolorido dedo y cobra especial protagonismo Joan Sastre, que durante muchos meses ha estado lesionado y ahora tendrá una gran ocasión para reivindicarse. Por lo demás, la evolución de Calloway en la cita copera tiene que proseguir en la Liga. El base tomó el bastón de mando en Barcelona y en el Nou Congost querrá mantener el tono exhibido en la Copa. Urtasun, sin la competencia de English, Tepic -¡qué gran triple ante el Unicaja!- y Jasen deben multiplicarse ante unos exteriores muy peligrosos y móviles como Downs, Hanga, Gladyr y el recuperado Montáñez.

Por dentro, el grupo de Jaume Ponsarnau tiene a dos estiletes por encima del resto. El primer es Justin Doellman, que en Alicante demostró su calidad y que en Manresa se está superado. El cuatro yanqui es la gran baza ofensiva de los locales. Además, el mencionado Asselin está feliz, y se nota, en su vuelta al modesto club barcelonés.

Por mucho que el Assignia Manresa no pelee por las cotas que sí ansía el Banca Cívica, sólo les separa un triunfo en la tabla y, por cierto, los sevillanos están fuera del play off tras mucho tiempo dentro de la zona noble.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios