Editorial

Nuevo despropósito con el 'New Flame'

LA gestión del rescate del New Flame va de despropósito en despropósito. En unos días cumplirá ocho meses hundido en las aguas de la Bahía de Algeciras y las autoridades de Gibraltar han contratado a una nueva empresa que está desguazando el navío en el mar. Pero incluso esa lenta y torpe gestión vuelve a quedar en entredicho a un lado y al otro de la Verja. Desde hace semanas, por el paso fronterizo de La Línea están saliendo piezas cortadas del buque, para lo que el Ministerio de Exteriores dio su beneplácito; pero saltándose ese permiso, junto al producto del desguace está saliendo parte de la carga: chatarra. Esa chatarra no ha sido analizada previamente. En realidad, ni siquiera se ha informado con detalle de la naturaleza exacta de la chatarra y su estado. Este episodio ha sido advertido por los ecologistas y comprobado por este periódico; y sólo al hacerlo público han reaccionado las administraciones. De hecho, la Consejería de Medio Ambiente admitió que no le constaba la salida de chatarra, ni del propio buque ni de su carga. Tras conocerse la realidad, el Gobierno andaluz ha anunciado que analizará la chatarra retenida en camiones en la propia Verja y la depositada en una empresa en San Roque, así como si Gibraltar ha incumplido la directiva que regula la importación y exportación de residuos. Las imágenes de la carga en el depósito apuntan a que se trata de restos de desguaces de automoción. Los colores de éstos preocupan a simple vista: especialmente el blanco, que podría indicar varias cosas, entre ellas que hubiese restos de amianto. Es indispensable que el Gobierno español y andaluz pongan de una vez un poco de diligencia y sensatez en la gestión del accidente del New Flame, que se investigue con rigor y con transparencia y que se exija a Gibraltar que cumpla con sus obligaciones como parte que es de la Unión Europea, empezando por protestar por el apagón informativo decretado por el Ejecutivo de Peter Caruana.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios