Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Obligado a reconducirse en Liga

El Sevilla recibe a un rival tan directo como el Villarreal con la meta ineludible de ganar

Después de su buena imagen en Munich, el Sevilla reaparece en casa para turno liguero, ese turno que tanto se le atraganta desde la arribada de Vincenzo Montella al puente de mando. Tras el gran papel recitado ante un Bayern que le apeó de Champions sin necesidad de marcar un solo gol, la cruda realidad dice que hoy toca Liga y que llega a su casa uno de los rivales directos por un puesto en la zona continental.

No tiene explicación mínimamente científica la bipolaridad de este Sevilla. Tan brillante en competiciones de K.O. y tan feble y pacato en el todos contra todos de la Liga. Balaídos y Allianz, ocaso y orto, alfa y omega, todo y nada, sublime y ridículo, las dos caras de la moneda en un abrir y cerrar de ojos, algo ciertamente inexplicable. Y este mediodía, el Villarreal, un rival que, como el Sevilla, también se ha ido dejando recortar puntos hasta ver cómo peligra el objetivo europeo.

Un punto arriba el equipo de La Plana, el compromiso es de obligado cumplimiento para ambos. Pero como lo que nos atañe viste de blanco hay que concluir en que ha de asemejarse de una vez el Sevilla liguero al que cayó en Munich ante un Bayern que no fue mejor que él a través de tres horas de fútbol. Si en Sevilla ya fue superior el equipo de Montella, en Munich no fue inferior al de Heynckes, que se apoyó en un par de autogoles para conseguir el éxito de estar en semifinales.

Se juega a la una de esta tarde y tiene el Sevilla la ineludible obligación de ganar el partido. No hay excusas, que el Sevilla de la hora no está diseñado para quedarse fuera del concierto europeo. Ha de agarrar puesto continental en la Liga, pues dejarlo todo para el 21 en Madrid conlleva un riesgo indiscutible. ¿Qué Sevilla aparecerá, el de las humillaciones ligueras o el que salió por su pie de Anfield, Old Trafford y Allianz Arena? Mejor esto último, que si no...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios