Las dos orillas

José Joaquín León

Observadores de la compra

CUATRO ciudades andaluzas están entre las diez más caras de España en la cesta de la compra, según el informe del Observatorio de Precios. Con muy buena vista, y después de pasarse por varios hipermercados y supermercados, los observadores del Observatorio observaron que Cádiz es la segunda ciudad más cara de todo el país, superada sólo por Bilbao, y además que Huelva es la quinta, Málaga la sexta y Granada la octava.

-Y yo he observado que el PP gobierna en las cuatro ciudades andaluzas más caras. ¡Jolín, qué casualidad!

Puestos a observar, se observa que entre las diez ciudades más caras de España sólo hay tres con alcaldes socialistas; a saber, San Sebastián, que es la cuarta; Girona, que es la séptima, y Talavera de la Reina, que es la décima. O sea que el PSOE sale muy bien parado en este estudio. Aunque el Hipercor y el Carrefour, y el Supersol, y el Covirán y otros establecimientos incluidos son básicamente los mismos, se ha observado que en las ciudades donde gobierna el PP son más caros. Sin embargo, Sevilla, que tiene alcalde del PSOE, es la capital más barata de Andalucía, y ocupa el puesto 41 entre las ciudades más caras de España, según este estudio.

-¡Ole, qué precios! ¡Y qué cara tienen los observadores !

Eso es lo que dice Teófila Martínez, la alcaldesa de Cádiz, y Pepe Blas Fernández, su concejal experto en ir al mercado. Que encima de ser capital de la provincia con más paro de España, ahora la presentan como la segunda ciudad más cara de todo el país, por culpa del Hipercor, que lo hay en todas las ciudades.

Al Hipercor estos observadores lo han tratado como si fuera del PP. Enteraos bien de que Rajoy no es el dueño. No lo ponen por las nubes, o sí, según se mire. Estos tíos no han observado la relación calidad-precio, que hay que mirarla un poco a la hora de comprar. Este estudio de la cesta de la compra tiene después su cocina, como hacen los buenos chefs de las encuestas. Pero no lo ha presentado Juan Mari Arzak, sino que se lo ha guisado y se lo ha comido Miguel Sebastián, el ministro de las Bombillas, que es también el titular de Industria, Turismo y Comercio.

-Muchas cosas tiene este hombre a su cargo. Y todas se las está cargando: la industria, el comercio y el turismo.

No son los mejores días de la industria, el comercio y el turismo. Eso se lo digo yo, sin necesidad de contratar a unos cuantos observadores para que trinquen en un observatorio. Pero Sebastián, que era el economista de cámara de Zapatero, así nos ha ido, sólo ha presentado un estudio trimestral. Promete nuevas entregas sucesivas, para que sus observadores sigan cobrando, mientras observan con buen ojo a los de aquí y los de allí. ¡Ole, qué precios!

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios