Crónica levantisca

juan Manuel / marqués Perales

Oráculo zoido

AZoido sólo le interesa, en política, su Sevilla y el caso de los ERE. Cuántas veces más lo tendrá que repetir por las cuatro esquinas de la antigua capilla del Hospital de las Cinco Llagas. "No engaño a nadie, todo el mundo lo sabe, que prefiero Sevilla", le espetó ayer a la presidenta, Susana Díaz, en otro inútil cara a cara. Cada vez que el presidente del PP se ve acorralado, recurre a su relato: que él pasaba por ahí, por el Parlamento andaluz; que sólo lo utilizaba para asuntos sevillanos; que a Cospedal se le puso que él sucediera a Arenas y que ya no aguanta más, y que le elijan el sustituto que sale corriendo hacia la Plaza Nueva. Pero, cuidado, la intervención de Juan Ignacio Zoido ayer en el Parlamento fue un calco de la del día anterior, la de la enmienda a la totalidad de los Presupuestos, pero deslizó algo que no debe pasar desapercibido por lo que este juez en excedencia tiene de oráculo del caso de los ERE.

A la presidenta le inquirió: "¿Es usted consciente de que el presidente y todos los miembros del Gobierno han sido cómplices del caso de las subvenciones fraudulentas?". Y siguió: cómplices porque no atendieron a los informes de Intervención que llegaron entre 2005 y 2007. Veamos: esta advertencia de Juan Ignacio Zoido se conoce sólo un día después de que la Fiscalía Anticorrupción de Sevilla haya apuntado en un escrito que la responsabilidad del caso no sólo atañe al que defraudó, sino también al que no lo evitó. De alguna manera, Anticorrupción da un salto y abraza la tesis de la juez Alaya, que es la siguiente: las transferencias de financiación son ilegales porque la finalidad era burlar los controles de Intervención para favorecer a terceros. En este escrito, enviado por los fiscales Juan Enrique Egocheaga y Manuel Fernández Guerra, a la juez Alaya, se escribe: "Y esa finalidad sí es penalmente relevante e implica a todos aquellos que, conociendo tal uso perverso, lo hicieron posible o sencillamente no lo evitaron".

La interpretación de la juez y de los fiscales es altamente discutible, porque hay más de 6.000 beneficiarios de los ERE en Andalucía y, de ellos, los intrusos no son más de 80, y porque los informes de Intervención no advertían del dolo, aunque sí de la irregularidad. Pero con esta tesis se puede solicitar en un futuro la imputación de bastantes aforados, ex presidentes y ex consejeros, de ahí que la pregunta afirmativa de Juan Ignacio Zoido cobre mucho valor. ¿Todos? Sí, dijo todos, incluidos todos aquellos que estaban en consejerías distintas a las de Economía y Empleo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios