La esquina

josé / aguilar

El PP te hace un descuento

Aalguna lumbrera del Partido Popular de Baleares se le ha ocurrido la genial idea de regalar a los 22.000 militantes del partido una tarjeta de ahorro con la que podrán obtener descuentos en trescientas tiendas y empresas de servicios "colaboradoras". Ni el que asó la manteca habría podido maquinar una iniciativa semejante en plena oleada de desafección ciudadana con los partidos y con la política.

Pero dicho y hecho. Junto al carné del PP se le hace entrega a los afiliados de una tarjeta exclusiva -también azul, por supuesto- para que les rebajen entre un 5% y un 15% cuando contraten sus vacaciones en las agencias de viaje asociadas, coman en determinado restaurante, se vistan en una cadena de ropa o consuman en ciertos bares, talleres y papelerías. Tratamiento de vip por la vía de la militancia.

¿Y qué tiene esto de malo? Mayormente, todo. Lo fundamental, que consagra la perversa concepción de la política como un medio para obtener prebendas. Sugiere, y más que sugerir reafirma, que militar en un partido político no es hacer un sacrificio por el bien común, desde la ideología que sea, sino una fórmula práctica para conseguir beneficios materiales que sin la militancia no se lograrían. Se le viene a decir a los ciudadanos que apuntándose al PP tendrán ventajas que los demás consumidores no tienen. Sí, hay que pagar la cuota de militante, pero a cambio les rebajarán en sus compras. Es cuestión sólo de echar números y calcular si la cotización resulta compensada por los descuentos.

No deja de ser una modalidad masiva, difusa y vulgar de clientelismo. Por muchas elecciones que gane el PP en Baleares, sus consejeros, diputados y alcaldes en las cinco islas no podrán colocar, enchufar o beneficiar más que a unos cuantos centenares de miembros del partido. A los miles que quedan fuera del botín se les ofrece, pues, una pedrea de descuentos en establecimientos comerciales. Un pequeño consuelo de privilegios menores por su militancia y lealtad a la gaviota. En fin, menos es nada. El PP será, como todos los partidos, una organización sin ánimo de lucro, pero un modesto beneficio en euros no viene mal.

Por el lado de los comercios vinculados a la tarjeta azul también surgen preguntas inquietantes. ¿Qué consiguen a cambio de cobrar precios populares a los populares? ¿Qué esperan del partido que manda en las Baleares por dar a sus afiliados lo que no dan a todos los ciudadanos?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios