Hoja de ruta

Ignacio / Martínez /

El PTA de Romera

UN país, una empresa, una institución no es igual con otro timonel. Les propongo el ejemplo del Parque Tecnológico de Andalucía. El PTA de Málaga acaba de cumplir 20 años. Gardel diría que veinte años no es nada, pero un servidor considera que las dos décadas del Parque han sido mucho. El PTA se ha convertido en este tiempo en mucho más que una sociedad o en mucho más que un recinto en el que se han creado 1.500 empresas, de las que sobreviven 600. El factor humano en este caso se llama Felipe Romera, un ingeniero de telecomunicaciones soriano, que trabajó en Ericsson en Suecia antes de dirigir el departamento de I+D de Fujitsu España en Málaga.

Talento importado el de este ingeniero filósofo y visionario que es la clave para entender el éxito de la tecnópolis malagueña, convertida en sede de la Asociación Nacional de Parques Tecnológicos y sede de una Asociación Internacional que agrupa a 400 parques de los cinco continentes, pertenecientes a 70 países, en los que están alojadas 130.000 empresas.

Antiguamente los países tenían empresas públicas a las que se calificaba como compañías de bandera. Eran monopolios de petróleos, de teléfonos o de aviación que han ido desapareciendo. Se puede decir que el PTA es una compañía de bandera de Andalucía, en plena vigencia. Por muchos motivos. Uno, destacado, es la cooperación institucional, rara avis que ha sido posible en este Parque entre un ayuntamiento popular y un gobierno regional socialista, las dos instituciones que promovieron el Parque desde finales de los años 80.

También es una empresa singular por su íntima relación con la universidad. La UMA estuvo en el origen del PTA: la iniciativa surgió en el Consejo Social presidido por José Pérez Palmis, con Felipe Romera de secretario. La universidad se instaló en 1994, tiene allí radicados varios institutos y forma parte de su accionariado desde 2009. Entre los motivos por los que sentirse orgullosos de la Universidad de Málaga está su papel en el PTA.

Y también este Parque es una compañía de bandera por la eficiente cooperación público- privada, que ha llevado a cabo desde su fundación y ahora está tan de moda. De los 750 millones de euros de inversión de estos 20 años, 160 han sido públicos y 590 de empresas privadas. Imagino que muchos con créditos de Unicaja, la gran entidad financiera de Andalucía, otra empresa andaluza de bandera, que también tiene departamentos en el Parque y como la UMA entró en el capital del PTA.

Esta es la foto de la obra de Romera. El factor humano decisivo en este caso.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios