PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Paco León rompe moldes

EN Sevilla hay creadores de cine entusiastas e innovadores, hijos de su tiempo. Ha pasado demasiado desapercibido que el Festival de Cannes seleccionó y exhibió durante su última edición, en la sección de cortometrajes, dos de autoría sevillana, obra de Daniel Zarandieta y Raúl Arteaga, respectivamente. El primero reunió 500 dólares para rodar en Nueva York el corto 12:26 - 12:31. El segundo hizo con 300 euros La última foto. Sí ha tenido más eco el estreno del latrometraje El mundo es nuestro, de Alfonso Sánchez y Alberto López. Su proeza es haberlo financiarlo mediante miles de pequeñas aportaciones de sus admiradores vía internet, microinversiones de apoyo por el gusto de respaldar lo que les interesa.

Esta semana, el gran protagonista es Paco León. El popular actor sevillano estrena su primera película como director, Carmina o revienta. Quienes le encasillan como un caricato que triunfa en la serie Aida en su papel de majareta, se llevan una sorpresa al descubrir que detrás del personaje hay una persona en la vanguardia del crucial debate sobre la distribución y rentabilidad del cine combinando los viejos y nuevos cauces de conexión con el público. Ha roto moldes al poner la película simultáneamente en internet con micropago, en dvd en las tiendas, y en los multicines. Lo ha hecho aguantando el boicot de algunos exhibidores que le han negado salas de proyección a alguien como él, de los pocos que tienen a su favor el tirón comercial de la popularidad televisiva.

Y para redondear la amalgama de tecnologías y costumbres, Carmina o revienta también se estrena hoy en el cine de verano de la Diputación, abriendo su temporada con la familia León in situ y en la pantalla. A Paco León no le tiene que premiar la Academia del Cine, sino la Cámara de Comercio. Ha sido capaz de propiciar y liberalizar la simultaneidad de las pizzas, las palomitas y la selecta nevería del ambigú para consumir cine en casa o en la calle, bajo techo o al aire libre, en ordenador, en televisor o con proyector.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios