Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Pantojitos

LA meta de los niños místicos españoles a mediados de los 90 era hacer play back en Menudas estrellas. La caracterización no era imprescindible, los mocosos, siempre tan monos, sólo tenían que contonearse un poco mientras iban disfrazaditos de adultos, moviendo las mandíbulas en un arcano recuerdo de la gesticulación del imitado. El siguiente paso era que los niños cantaran, pero quedaban bien lejos de las actuaciones de los mayores en la Lluvia de estrellas, donde la mayoría de las imitaciones solían dar grima. La primera generación de la Logse apareció en la tele esforzándose todavía en hacer de Travolta y de Gloria Estefan. Los más avezados en cantar llegaron incluso a grabar un disco como los casos de Malú o Tamara. Ante el actual furor del talento infantil Antena 3 va a rescatar el formato como Tu carita me suena, adaptación de los sorprendentes números de los adultos, donde ha habido calidad por parte de algunos de los concursantes famosos.

Los niños del siglo XXI van a volver a sorprendernos, como ya hicieron en La Voz Kids y en Masterchef Junior. Los mocosos de ahora elaboran un suquet que hace llorar a cocineros con estrella Michelin y cantan en inglés con pronunciación de Wisconsin. Un buen aprovechamiento de las nuevas tecnologías abre aún más la mente. Los niños de ahora pueden superar con más facilidad las barreras de idioma y alimentar el cosmopolitismo sin levantarse de la silla. Una ventaja si se cuida y se sabe orientar. No es casualidad que los niños que ahora salen por la tele deslumbren. Esta generación sí que es la más preparada de la historia: al menos tiene muchas más posibildades.

De ahí que sea un desperdicio y una limitación la fábrica de Pantojitas que prepara Canal Sur con Se llama copla Junior. Los niños andaluces pueden cantar de todo, ya lo han demostrado en Menuda noche. Si hay que aguantarlos, que no sea gorgoreando como los cansinos de los sábados. Qué apagón de ideas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios