Visto y oído

Antonio / Sempere

Paradojas

LA desaparición de la publicidad en La Primera y La 2 parece inminente. La cuenta atrás ha comenzado. Mucho antes del apagón analógico estos dos canales dejarán de emitir anuncios. PSOE y PP andan a la greña por ello, y mientras las cadenas privadas y los anunciantes emiten sus comunicados. ¿Y los espectadores? ¿Qué va a ocurrir con los espectadores? ¿Acaso van a consumir más estos dos canales por el hecho de no tener publicidad? Aunque parezca paradójico, la respuesta es negativa. La audiencia soberana continuará mirando a Telecinco y Antena 3, aunque el minuto siguiente de la cabecera de sus programas corten para dar paso a un cuarto de hora de anuncios, y en el minuto previo al final del capítulo de sus series de cabecera realicen otro corte de otro cuarto de hora que preceda los créditos finales. Somos animales de costumbres.

Miremos lo que ocurre en la radio. Tanto Radio 1 como Radio Clásica, Radio 3 y Radio 5 Todo Noticias han emitido desde siempre sin cortes publicitarios. Y ahí están los datos para demostrar cómo las SER, Cope, Onda Cero, con sus avalanchas de anuncios alienantes, lideran cualquier clasificación.

Lo que no quita para que algunos reconozcamos como un lujo a nuestro alcance el tener la posibilidad de haber escuchado sin interrupciones todos nuestros programas de cabecera. Como lo va a ser, qué duda cabe, Intuyo que con la programación sin anuncios se va a lograr una puntualidad de digna de un canal temático.

Se quejan los editores de los periódicos que no hay papel. Que la publicidad lo invade todo y tiene prioridad sobre los textos. Ahora en La 1 y La 2 va a haber mucho papel. Quedan libres ocho mil horas de programación. Estamos de enhorabuena.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios