Tribuna Económica

Joaquín Aurioles

Paridad de poder adquisitivo

EL Banco Mundial acaba de publicar un avance del Informe 2011 de su Programa de Comparaciones Internacionales, que incluye como novedad un importante esfuerzo para la estimación de la capacidad de gasto por países medida en Paridad de Poder Adquisitivo. Aunque habrá que esperar al mes de julio para conocer más detalles, lo que se acaba de conocer supone una modificación notable de la perspectiva convencional de la economía mundial. Los dos aspectos más llamativos son que el desplazamiento del centro de gravedad hacia el continente asiático, sobre todo Golfo Pérsico y lejano oriente, es más acusado de lo que se advierte a través del simple tipo de cambio, y que la economía china no tendrá que esperar a 2020 para superar en tamaño a la norteamericana, como pronosticaba el Fondo Monetario Internacional, sino que podría hacerlo este mismo año.

La Paridad de Poder Adquisitivo se deduce de la conocida como Ley del Precio Único. Si un kilo de naranjas cuesta un dólar en Estados Unidos y un euro en España, y si suponemos que los costes de transporte son nulos, el tipo de cambio entre ambas monedas debería ser uno. Si fuese 0,75 euros por dólar, a un europeo le interesaría comprar naranjas en Estados Unidos (le costaría 75 céntimos el kilo), lo que terminaría provocando la apreciación del dólar y el encarecimiento de las naranjas norteamericanas frente a las españolas. Si la regla se aplica a todos los bienes que integran la cesta de la compra de una familia media en los dos países y si el precio de las naranjas se sustituye por el Índice de Precios al Consumo, la Ley del Precio Único se transforma en Paridad de Poder Adquisitivo, o PPA, que es una magnitud que permite medir el tamaño de la cesta de bienes que se puede comprar en un país con la renta de un ciudadano medio transformada en dólares.

Según esta regla, el país con mayor capacidad de gasto por habitante es Luxemburgo, 111.689 dólares, pero si esta cantidad se multiplica por el nivel medio de los precios en el mundo y se divide por el del país, es decir, se transforma en PPA, la cifra se reduce hasta 88.670 dólares y su posición relativa se desplaza hasta el tercer lugar del ranking. Medida de esta forma, la mayor capacidad de gasto del mundo corresponde a Qatar y Macao, donde con menos dólares per cápita se puede adquirir una mayor cantidad de bienes que en Luxemburgo.

Medida exclusivamente en dólares, la capacidad de gasto de los españoles en 2011 fue de 22.355 dólares por persona (3,2 veces más que la media mundial), mientras que en términos de PPA fue de 21.484 (2,5 veces la media mundial), lo que significa, por un lado, que el nivel de precios en España es, si lo comparamos con la media internacional, relativamente elevado (en concreto, 129,7 con respecto a una media mundial de 100). Por otro lado, que los españoles podríamos disponer de una mayor cantidad de bienes si convertimos nuestra renta a dólares y los compramos en el exterior. En cualquier caso, ambas interpretaciones nos conducen a una misma conclusión: el tipo de cambio del euro y el nivel de precios en España siguen limitando nuestra capacidad para competir en los mercados internacionales.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios