La ventana

Luis Carlos Peris

Hasta París parece en solsticio de invierno

ASÍ como ruedan las cosas, parece mentira que un día fuese bautizada París como la Ciudad Luz. La primera población que gozó de iluminación eléctrica para ganarse dicho apelativo es hoy algo parecido a como ponen Sevilla en el solsticio de invierno, antes Navidades. Mortecina iluminación que se achaca a las medidas tomadas para el ahorro energético, que parece loable pero que deja a la antigua Ville Lumière como una tristona ciudad más. Apagados los suntuosos escaparates de la Avenida de la Paz, ni siquiera en Concorde o en Vendôme lucen las luminarias y únicamente se ve en el horizonte ese tallo luminoso que es la Torre Eiffel. También Moulin Rouge es como un oasis en ese universo de penumbra y si a todo le añadimos que la noche del domingo tiene de por sí una carga de melancolía considerable hemos de convenir en que la Ciudad Luz también necesita un proceso de cambio.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios