José Manuel Menudo / Profesor De La Universidad Pablo De Olavide

Parón en la creación de sociedades mercantiles

ESTA semana se han publicado varios datos de coyuntura que reflejan el actual efecto de la crisis en la economía española. La crisis tiene un lugar específico (la construcción) y un mecanismo de transmisión (el sistema financiero). Los sectores más lejanos a estos dos mundos intentan moverse por sus propias sinergias, en algunos casos positivas. En el mes de enero se han creado 11.719 sociedades mercantiles, un 21,3% menos que en el mismo mes de 2007. En el caso de Andalucía, el descenso alcanza el 30%. No es simplemente una cuestión del sector de la construcción. La creación de un negocio requiere, en muchos casos, la concesión de un crédito y el sector financiero no está ahora por la labor.

Evidentemente, aquellos que deciden emprender el negocio contarán con menos recursos. En enero, el capital medio suscrito registra un descenso interanual del 44,5%, y el capital suscrito para la constitución alcanza los 1.143 millones de euros, un 56,3% menos que en enero del año anterior. Y la restricción del crédito también afecta al funcionamiento de los negocios. Desaparecen demasiadas empresas. El número de sociedades disueltas en enero fue de 2.484, un 42,5% más que en el mismo mes de 2007.

Si observamos la evolución de sectores concretos, encontramos a una actividad industrial que intenta sobrevivir, pero que en ningún caso se presenta como el futuro motor de crecimiento. En enero, tanto su cifra de negocio como su cartera de pedidos señalan un comportamiento positivo, como si la desaceleración ocurriera lejos de su actividad. El Índice General de Cifras de Negocios registra un incremento del 6,1% en enero de 2008 y las Entradas de Pedidos aumentan un 6,2%.

Se trata de un mero espejismo provocado por los precios. Ambas estadísticas se refieren a un volumen compuesto de precios y cantidades. La pasada semana también se publicaba el Índice General de Precios Industriales, registrando un incremento del 6,6% en enero. Con el comportamiento de los precios en las distintas actividades industriales (5,4% para bienes de consumo, del 2,7% para bienes de equipo, del 5,7% para bienes intermedios y del 25,5% para el refino de petróleo), explicamos el incremento en los ingresos industriales.

Según el destino económico de los bienes, la cifra de negocio es del 5,1% para bienes de consumo, del 1,2% para bienes de equipo, del 2,8% para bienes intermedios y del 38,3% para la energía. Mientras que en la cartera de pedidos, las tasas de variación han sido del 8,0% para los bienes de consumo, del -1,8% para bienes de equipo, del 3,8 % para bienes intermedios y del 37,1% para la energía.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios