Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Partidazo con el Atleti jugando con blancas

TENEMOS otra cumbre futbolística para esta noche. Parten de cero aunque a estas alturas de la eliminatoria, el Atleti vaya por delante. Por si fuera poco, tendrá al jugador número doce de su parte. Va de local y el 1-1 del Camp Nou juega a su favor, pero lo cierto es que la pelota está en el tejado y adivinar de qué lado va a caer es para augures o para esos iluminados que hablan ex cátedra y como si cuanto dicen fuera a misa.

Partidazo al canto con dos filosofías muy distintas de fútbol. Dos filosofías y también dos rivales que llegan a este pleito con no demasiada gasolina en sus depósitos. El peso de la temporada está pasando una onerosa factura, las lesiones andan a la orden del día y son todos éstos unos accidentes que pueden incidir en lo que esta noche se libra junto al Manzanares. Y así el asunto, nada más y nada menos que un puesto en la semifinal de Champions como premio.

Dos formas de afrontar la vida. Agónica como impone ese fatiga que es Diego Pablo Simeone y con la pausa que te permite la autoestima en el Barça. Pero ambos llegan a esta encrucijada echando de menos a gente muy principal. El Atleti no sabe si podrá contar con un Diego Costa que, lógicamente, no estaría a tope. En el Barça se recela de una defensa continuamente remendada y que sin Valdés ni Piqué no está a la altura que demandan las circunstancias y el propio Barça.

Sí está asegurado que colisionarán el agobio y la pausa, las prisas y la paciencia, la presión y la posesión. ¿Quién va de favorito? Eso es como adivinar cuál es el sexo de los ángeles, una incógnita enrevesada a más no poder. Sólo queda claro que es un acontecimiento de esos que el fútbol te brinda de vez en cuando. Se trata de sobrevivir en ese premio gordo que la Champions es en la lotería del fútbol. Por lo pronto, el Atleti juega con blancas, pero ¿significa eso algo?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios