PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Pasa la vida: 'Comprar en los festivos locales'

LOS empresarios de derechas que más influyen en las asociaciones sevillanas de comerciantes, y el consejero de Turismo y Comercio de la Junta, Rafael Rodríguez, de filiación comunista, están de acuerdo en oponerse a las facilidades que ofrecen desde La Moncloa para que las tiendas del centro de las ciudades abran más veces, y más tiempo, en domingos y festivos. Consideran que será mayor el empleo destruido en comercios cerrados por no rentabilizar el mayor pago de horas en el tajo, que el número de puestos de trabajo creados por empresas hegemónicas del sector. Habemus debate y guardan silencio quienes más se benefician de esa ampliación: las grandes superficies y las grandes cadenas. Que también tienen su patronal para hacer presión sin estridencias.

El Gobierno de la nación incluye por la vía del turismo esta medida en su denominada política de reformas. Y a Zoido, como alcalde, le pone en un brete. Porque no puede rebelarse en contra del reformismo de Rajoy. Ni refutar el paradigma de Aguirre y Botella en la capital de España, con total libertad horaria para el comercio. Y conoce a muchos pequeños comerciantes que son votantes del PP y no quieren ni oír hablar del modelo madrileño. Se les hace muy cuesta arriba sostener su negocio a la manera tradicional, a rebufo de las macrotiendas. Zoido ha demostrado, con el rascacielos, que tiene habilidad para estar a favor y en contra de una misma cosa. Intentará de nuevo rizar ese rizo.

De entrada, el alcalde tiene que mojarse en la delimitación de cuáles son las calles susceptibles de estar adscritas al nuevo marco legal, por su ligazón a itinerarios turísticos. ¿Regina sí y Feria no? ¿San Jacinto sí y Pagés del Corro no? ¿Paseo de Colón sí y Arjona no?

Este asunto debe abordarse junto al irresuelto debate sobre los festivos y los puentes. Y establecer fórmulas de flexibilidad en función de cada ciudad, provincia o región. Para que se busquen y se encuentren los que venden y los que compran. Si ponemos a Sevilla como ejemplo, me parece un tremendo desencuentro que el sábado de Feria estuvieran las calles del centro llenas de turistas paseando... y llenas de tiendas cerradas desaprovechando a esa potencial clientela.

Igual que dejaron de ser días no laborales el 19 de marzo (San José, esposo de la Virgen) y el 25 de julio (Santiago Apóstol, patrón de España), y es posible compaginar la faena y la fe, en Sevilla deben ser también laborables dos de estas cuatro fechas, a elegir: el 30 de mayo (San Fernando), el Corpus (junio), el 15 de agosto (Virgen de los Reyes, patrona) y el 8 de diciembre (Inmaculada, dogma de raíz hispalense). Y las procesiones y ritos, además muy tempraneros en esos casos, no son incompatibles con potenciar el resto de actividades. Como no lo son en un Martes Santo ni en una mañana de carretas hacia el Rocío.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios