La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Pasamos de la igualdad a la goleada

Hace medio siglo, cincuentaidós años para ser más precisos, los premios universitarios se sumaron a los taurinos que ya había instaurado la Maestranza. Entonces que una mujer fuese premiada era un caso raro y, claro estaba, si había una entre los galardonados no era por una carrera de ciencias. Todo ha evolucionado tan positivamente para esa igualdad que se persigue que en esta edición de los premios maestrantes la goleada ha sido de órdago a la grande a favor de la mujer. Diecisiete mujeres y ocho hombres subieron al estrado para recoger el diploma que oficializaba el premio. Y allí, en pleno ruedo, donde tanta sangre se derramó y tanta gloria se alcanzó por los toreros, ese feminismo que tanto merece la pena, el de la excelencia que proviene del estudio, alcanzaba el reconocimiento unánime sin necesidad de huelgas que no vienen a cuento.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios