PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Patas arriba dos veces

DICHO y escrito está que desde el Ayuntamiento de Sevilla se ha prometido hacer a la vez varias actuaciones de obras en una misma calle con el fin de no abrirla en canal al poco tiempo de haber intervenido en ella. Esa obligada planificación integral para abaratar los gastos y aminorar los perjuicios al vecindario se olvida cuando tienen entre manos uno de sus proyectos emblemáticos. Y la transformación de la calle San Jacinto, en Triana, es uno de ellos. Todos los retoques que le van a practicar durante los próximos meses se podían haber hecho el año pasado, cuando la levantaron durante el otoño para incluirle a su acerado un carril bici. Pero entonces no se entretendrían con los cambios de la vía pública igual que hacen los capillitas que juegan a los pasitos.

Los ciudadanos tienen derecho a preguntarse cuántos de los 295.000 euros presupuestados para la operación San Jacinto 2010 se solapan con los de la operación 2009. Ahora se define la actuación como superficial y es tal que así: homogeneizar el suelo, fresar el asfalto del carril bici para su pavimentación con losas, elevar el pavimento de adoquín de la calzada a la cota del acerado, al que se le incorporan cuadrículas de granito, amén de poner bancos y, en la línea que separará el carril bici de esta cuadrícula de granito se instalará luz color azul en el pavimento, a base de bombillas tipo led, con unas losas de pavés translúcido, en alusión al río. Aunque lo quieran vestir de obra superficial,o de lagarterana, quien conozca el lugar sabe, y lo va a comprobar pronto, que consiste en transformar el acabado de la del año pasado.

Esto no es baladí, pues ni aquí ni en Pernambuco el fin justifica los medios. Una vez más se solapan dos debates: para qué se transforma la ciudad y cuál es la eficiencia en la realización de esas transformaciones. Gastar sólo lo justo y necesario es lo que cabía esperar en Triana de quien más ha peatonalizado. Porque economizar es aún más imprescindible que pedalear.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios