Alto y claro

'Pay per view'

PRESO de un ataque de hipermodernidad, el delegado municipal de Urbanismo ha proclamado desde el sombrero de las setas de la Encarnación que gracias a la construcción del Metropol Parasol se logrará la democratización de las vistas de la Giralda desde el Centro de la ciudad. Para Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, la contemplación de la turris fortissima era, hasta que el Ayuntamiento ha promovido la erección de las setas coronadas por un gran mirador, un patrimonio exclusivo de los privilegiados que son dueños de un ático en el casco antiguo. Ahora, como todos podremos acceder a la cima de los parasoles, la democracia por fin se instaurará en el reducto aristocrático de quienes gozan de vistas únicas en el centro y se niegan a compartirlas con el resto de los sevillanos. No hace falta, empero, subirse a la azotea de nadie para gozar de las vistas del antiguo alminar, ya que es perfectamente visible desde infinidad de lugares del casco antiguo, por lo que el argumento de una Giralda oculta y que sólo se muestra a los ojos de una élite de privilegiados se antoja un tanto demagógico. Hay, además, un pequeño detalle en el que parece no haber reparado el impetuoso edil a la hora de su proclama igualitaria: Sacyr, la constructora de los parasoles, ha apuntado su intención de hacer pasar por taquilla a quienes quieran gozar del paisaje de tejados que se otea desde el mirador micológico con la Giralda al fondo. Y es que el Ayuntamiento dio en su día carta blanca a Sacyr para que explotase como creyera conveniente el complejo comercial que en forma de hongos emerge sobre los machacados restos arqueológicos del antiguo mercado de la Encarnación. Es el precio de la política privatizadora de un espacio público practicada por el gobierno de izquierdas PSOE-IU: Sacyr, y no los sevillanos (ni los del centro ni los de la periferia), es la concesionaria de la Encarnación, que ha pasado de espacio público a un centro comercial más. Por contraste, todos los sevillanos pueden subirse gratuitamente a la Giralda y disfrutar también gratis de las vistas del casco antiguo y hasta de las setas del Metropol, de lo que se colige que quien en realidad ha democratizado la vista de los cielos de Sevilla es el Cabildo y no el Consistorio.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios