Alto y claro

José Antonio Carrizosa

Perder el tiempo

SEVILLA entra en cuatro semanas de letargo en las que el tiempo adquiere otra dimensión y las urgencias se posponen para más adelante. Es un periodo propicio para la reflexión, que debería ser aprovechado en algunos despachos políticos para revisar estrategias y plantearse si las cosas se están haciendo como deberían. Todo lo que rodea a la todavía no iniciada campaña del candidato socialista a la Alcaldía es un buen ejemplo de materia sujeta a análisis y posibles rectificaciones. Las encuestas empiezan a mostrar una clara tendencia a la mayoría absoluta para el candidato del PP, mientras que en el estado mayor del PSOE la pasividad y las descoordinación interna son la tónica de estas semanas. Habría que preguntarse si esos sondeos reflejan que Juan Ignacio Zoido está haciendo las cosas bien o, simplemente, que Juan Espadas y los suyos las están haciendo mal. Bien es cierto que el aspirante socialista está en una curiosa situación de desamparo orgánico: la dirección federal de su partido se ha negado a hacer una excepción con Sevilla y, por lo tanto, formalmente le falta el requisito de la aprobación superior para ser candidato con todas las de la ley. Una situación incomprensible cuando está en riesgo la pérdida de la principal Alcaldía de Andalucía y que, de hecho, impide a Espadas contar con una oficina de apoyo diseñada a su medida y hacer lanzamientos mediáticos que palíen su escaso grado de conocimiento. Por el contrario, aquí se filtran a destiempo líneas estratégicas de su campaña y su perfil se desdibuja por su ausencia de los debates locales. Por ejemplo, en la polémica en torno al sobrecoste de la Encarnación. Tampoco desde el gobierno local parecen muy dispuesto a echar el resto en apoyo del candidato. No se entiende que se abran conflictos como el blindaje del centro al tráfico privado, que nadie demanda y que se podría haber quedado para la próxima legislatura. Gestionar lo que queda de mandato sin hacer muchas olas debería ser el objetivo casi único del equipo de Monteseirín. Espadas y el PSOE se juegan demasiado en el envite de mayo del año que viene para que no se haga algo de forma contundente con celeridad. Existe la sensación de que se está perdiendo demasiado tiempo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios