La reciente restauración y, con ello, la peatonalización de la plaza de la Alfalfa está ofreciendo otra imagen de este lugar emblemático sevillano. Ya no vemos furgonetas y coches mal aparcados y sí gentes utilizando los bancos como mesa y con mantel para degustar el picnic.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios