La ciudad y los días

carlos / colón

Pierre nodoyuna

OIGO decir a Pedro Sánchez, que va en camino de ser conocido como Pierre Nodoyuna: "No me gusta este manoseo de la historia y de las ideologías cuando muchas personas murieron por defender la ideología comunista. A los que [por Pablo Iglesias] lo califican como un mal de juventud les digo que tengan un poco más de respeto al PCE". ¿Cree de verdad que se atraerá los votos de los comunistas disgustados porque Garzón se haya convertido en el Gavilán Pollero del Gallo Claudio que es Pablo Iglesias (la cosa va de periquitos). Aunque a lo peor no es una idea suya, sino de sus asesores. Y si malo es parir una tontería, peor es adoptarla.

Dejo aparte la cuestión cronológica y geográfica, porque si se dice así, sin dar más detalles, que "muchas personas murieron por defender la ideología comunista", cabe responder -sin mala intención, como un reflejo de objetividad- que muchas, muchísimas más, murieron por no aceptar dicha ideología; o incluso por aceptarla, defenderla con riesgo de sus vidas y sacrificio de muchas otras para al final acabar siendo purgados por sus camaradas. En fin, qué le voy a decir yo a un líder socialista sobre el comunismo, que ha sido uno de sus más encarnizados enemigos históricos desde 1921 hasta la pinza de Anguita (padrino del bautizo laico de Unidos Podemos) o lo de "Felipe González tiene el pasado manchado del cal viva" de Iglesias.

Es preocupante que Sánchez deje al PSOE aún más maltrecho de lo que lo dejó Zapatero. La salud del PSOE es la de España, porque representa la socialdemocracia auténtica (no esa falsificación estratégica bajo la que se encubre Unidos Podemos). Algo tan necesario para la buena salud democrática de un país como la derecha liberal.

El domingo nos jugamos ser gobernados por un pacto entre populistas y comunistas apoyado por un PSOE arrodillado. Coincido con Ignacio Camacho: puede que algún día se estudie "por qué una sociedad de apariencia estable, madura y equilibrada se lanzó por la pendiente autodestructiva del populismo" que ha convertido "la cháchara televisiva en alternativa de poder". Por eso creo que el mejor resultado posible para España y el PSOE es que quede en tercer lugar, lo que le daría dos oportunidades: no pactar con Unidos Podemos y resanarse.

PD. Lo de Fernández Díaz es tan grave como la epidemia de filtraciones de asuntos bajo secreto sumarial y espionaje a ministros. Más periquitos: la TIA de Mortadelo y Filemón.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios