La ventana

Luis Carlos Peris

Pistoletazo rumbo a lo inenarrable

AHORA, sí; ya no cabe la menor duda de que se da esta tarde el pistoletazo de salida que nos conduzca a la gran fiesta de Sevilla. Esta tarde, cuando el laberinto urbano que enlaza los Terceros con la Catedral en camino de ida y vuelta acoja el paso de esa maravilla sedente que es el Cristo de la Humildad y Paciencia podrá afirmarse sin miedo a error alguno que la Semana Santa de Sevilla está en marcha. Primer lunes de Cuaresma y nos estalla en la cara el Viacrucis de las Cofradías, que es la señal inequívoca de que el proceso para que vivamos la Semana Santa única de Sevilla ya es imparable y no admite vuelta atrás. Este año, la figura que protagoniza este camino doloroso es el Cristo de la Humildad y Paciencia, ese que vive en los Terceros y que recibe en su espalda ya casi vencida todo el peso del Domingo de Ramos y de cuanto habrá de venir después.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios