El balcón

Ignacio / Martínez

¿Podemos o Copiemos?

GRAN demostración de fuerza ayer de Podemos en Madrid con más de cien mil manifestantes. Los oradores enardecieron a sus seguidores con los sueños por conquistar. Hay que anotar, sin embargo, en su debe que no se concretó en absoluto cómo conseguirlos. Los discursos estaban planificados con esmero, pero sorprende que gente tan acostumbrada a las tribunas los llevara escritos y los siguiera tan al pie de la letra. También llama la atención alguna cosa poco seria, como que hayan fusilado el logo del Partido Andalucista: una mano abierta rodeada por un círculo que ha sido, desde hace más de 40 años, el símbolo del PSA primero y después del PA, cuando cambió de nombre.

En todo caso, se puede decir que ya nada será igual en la vida política española tras la irrupción de Podemos. En algunas cosas, para bien. Han puesto a cavilar a los dos grandes partidos, que estaban acomodados en el tuya-mía de alternarse en el poder y repartirse sus privilegios, han puesto el foco en la rampante corrupción y han canalizado hacia la participación política un enorme malestar ciudadano, sobre todo entre los jóvenes. También han restado al soberanismo en Cataluña una parte de los apoyos prestados, de gente que para protestar de su situación social se pasó al independentismo.

Pero junto a estos efectos beneficiosos, seguimos sin saber cómo se consiguen sus sueños. Ayer, Íñigo Errejón, el más inteligente de sus dirigentes y el que menos leyó el texto de su discurso, habló de conquistar las instituciones; era una manera más prosaica de explicar la idea lanzada en octubre por Pablo Iglesias, cuando dijo que el cielo no se toma por consenso sino por asalto. Pero no fue la única copia de la jornada.

Entretanto conquista el cielo, la gente de Podemos se está quedando con otras cosas: le han copiado a los andalucistas el símbolo que Alberto Corazón les diseñó en los años 70. Lo del logotipo no es un asunto baladí. Si Podemos quiere quitarle a los ricos para darle a los pobres, aquí está en contra mano. Los andalucistas son pobres en apoyos. Es verdad que todavía conservan unos 500 concejales y unas decenas de alcaldes, pero llevan dos legislaturas fuera de Parlamento Andaluz. En fin, si son casta nada deberían copiarles; y si no lo son, está muy feo aprovecharse de los débiles.

Errejón habló ayer de "dejarse de piel" en su empeño político. Ignoro si sabe que Susana Díaz utilizó la misma expresión en su toma de posesión como presidenta de la Junta en 2013, cuando se comprometió a ayudar al tejido productivo a crear empleo. También aludió a la reclamación que les hacen sus seguidores para que no les fallen y aseguró que no lo harían: lo mismo que dijo Zapatero el día de su triunfo electoral en 2004 en la calle Ferraz de Madrid. En fin, los lugares comunes son patrimonio universal, pero a estos doctos dirigentes hay que exigirles un poco más. ¿Son de Podemos o de Copiemos?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios