Crónica levantisca

juan Manuel / marqués Perales

Podemos se lía

DESDE los tiempos en que Teófila Martínez fue candidata del PP a la Junta de Andalucía no se veía algo parecido. En esa ocasión, el PP cambió a un Sanz por otro Sanz, a José Luis Sanz, sevillano y ahora alcalde de Tomares, lo colocaron en la lista de Cádiz al Parlamento andaluz, y Antonio Sanz, gaditano, se marchó a la candidatura de Sevilla. Podemos está a punto de repetir el trueque de los sanez, de tal modo que la candidata de Pablo Iglesias, que es la roteña Teresa Rodríguez, encabezaría la lista de su formación a las elecciones autonómicas por Sevilla, mientras que la dirigente hispalense, Begoña Gutiérrez, irá por Cádiz. Vaya, se supone que en el Cerro del Fantasma se intercambiarán las credenciales.

Lo bueno es que Begoña Gutiérrez ya va avisada, y seguro que no se le ocurre proponer que sea el pueblo gaditano el que decida en las urnas si se prohíbe o se mantiene el carnaval, tal como sugirió en su ciudad con la Semana Santa. Eso sí, urge someter al designio de las urnas si los cuartetos podrán seguir compuestos por tres y cinco personas.

El aterrizaje de Podemos en Andalucía está resultando un tanto demoledor. Veamos. Pablo Iglesias decide un día en la fría Bruselas que Teresa Rodríguez puede ser la candidata de Podemos a la Junta de Andalucía, le da su aval después de ningunearla en la llamada marcha sobre Madrid. Luis Alegre, que es uno de los dirigentes de Podemos, admite que difícilmente contará con un programa electoral para los comicios andaluces porque aquí no tiene las posibilidades que en otras comunidades de España. Íñigo Errejón es enviado, de inmediato, a Andalucía para que se ocupe del proceso como si fuera un virrey en colonias. Esto, no obstante, esperen un momento, y no se indignen, tiene su explicación: Errejón conoce Málaga tan bien como Bolivia y es todo un experto en la tipología de la vivienda andaluza, como ha tenido ocasión de demostrar con sus investigaciones universitarias remuneradas con dinero de la Junta.

Y a todo ello se suma este desaguisado interprovincial de las candidatas, sugerido en un comunicado de la formación. El sistema de elección de las listas de Podemos es tan abierto que nadie lo comprende. Hoy se puede comenzar a votar por internet a las personas de entre un extenso listado que, en principio, no está ordenado por provincias, que es como se eligen en las urnas. Se supone que una vez nombrados, serán espolvoreados por el mapa andaluz, al azar, que es como reparten los dioses.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios