El parqué

Pablo Cumella

Portugal no asusta tanto

EL Íbex cerró la sesión de ayer con una caída del 0,4%, aunque logró mantenerse al borde de los 11.100 puntos (11.068,1), en una sesión marcada de nuevo por el temor a un rescate de Portugal, que ha disparado su bono y lastrado al sector financiero.

Los descensos los lideró Enagás (-2,52%), tras la colocación por parte de Bancaja de su participación del 5% por 188,6 millones de euros, seguida de Abertis (-1,98%), REE (-1,66%), Bankinter (-1,34%), Abengoa (-1,34%), Popular (-1,08%), BBVA (-1,06%), Banco Sabadell (-0,79%), Iberdrola (-0,74%) y el Santander (-0,59%).

Entre los repuntes se situaron BME (+3,03%), Sacyr Vallehermoso (+2,25%), Acciona (+0,99%), Criteria (+0,95%), Repsol YPF (+0,39%) y Telefónica (+0,11%).

El Íbex 35 comenzó la jornada en positivo y en los primeros minutos de cotización consolidó la cota de los 11.100 puntos. Sin embargo, comenzó a desinflarse arrastrado por las ventas tras el vencimiento de futuros y opciones y el rumor de un inminente rescate de Portugal.

Mientras la prima de riesgo portuguesa subía, la española lograba reducir posiciones hasta los 212 puntos básicos.

La apertura alcista de Wall Street y la aprobación por el Gobierno del nuevo decreto ley para contribuir a la solvencia del sector financiero contribuyeron a moderar el descenso del Íbex minutos antes del cierre.

En Europa, los principales indicadores lograron invertir la tendencia y cerrar la sesión en positivo, con subidas que lideró Fráncfort (+0,29%), por delante de París (+0,12%).

En el mercado de divisas, el euro gana posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,3666 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios