Desde mi córner

Luis Carlos Peris

La Premier y las barbas a remojo

El fútbol español se miró en unos espejos que ya tienen resquebrajado el azogue, conque téngase cuidado

CUANDO las barbas de tu vecino veas cortar pon las tuyas a remojo porque un afeitado en seco tiene usía. Y el vecino es la Premier, que se ha endeudado de tal manera que acapara casi el sesenta por ciento del gran pufo que tiene el fútbol en el Viejo Continente. Quiere decirse que el vecino al que andan rapándole las barbas no es un cualquiera, sino el que le quitó el puesto al Calcio en su momento y el mismo que anda en un perenne pulso con la Liga por ejercer la supremacía en solitario. United, City, Liverpool, Arsenal... todos bracean con el agua de las deudas hasta el cuello y como punta de un iceberg inquietante.

En el fútbol español se ha vivido, y se sigue viviendo en muchos casos, por encima de las reales posibilidades y esto ocurre sólo dieciocho años después de las conversiones en sociedades anónimas con el consiguiente Plan de Saneamiento que pagamos todos y por los que los clubes partían de cero, como si fuesen recién nacidos. Por cierto, el bético debería recordarle a Lopera que no hable más del 92 porque él se encontró con una sociedad anónima libre de polvos y hasta de pajas, dicho sea con perdón. Pero sigamos y que un simple árbol no nos impida ver el bosque de un fútbol que, en general, muestra un aspecto hartamente inquietante.

La conclusión es que si como sociedad anónima se dilapida tanto o más que como club meramente deportivo, para ese viaje no se necesitaban alforjas y, al menos, los clubes no estarían en manos indeseadas o poco aconsejables. Siempre por detrás en casi todo, aquí nos fijamos en unos espejos que ya tienen el azogue resquebrajado y, por tanto, no reflejan una realidad recomendable. El fútbol es, sin duda alguna, un motor de pasiones importantísimo y las pasiones suelen generar grandes descalabros ya sean económicos o sentimentales. En la Premier se ha encendido la alarma y aquí ya se sabe de casos muy delicados, conque a poner las barbas en remojo se ha dicho.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios