Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

'Prenavidad'

LAS empanadillas de Encanna, unas mocetonas catódicas que tienen casi 23 años, fueron un chispazo de lujuria en unos tiempos en que había poco humor en la pantalla y la parodia se reservaba, como el marisco caro para sorprender a los cuñados, para la cena de Nochevieja. Ahora hay polvorones chistosos todos los días y en todas las franjas. Se puede saltar de número en número y siempre habrá algo que intente sacar una sonrisa al precariado. Andamos cortitos de presupuesto: la televisión será el refugio de ocio durante las próximas vacaciones.

Los programas de humor navideños son una bandeja de empacho añadida a la programación, pero son bien recibidos, como una ración ibérica, especiales como el del pasado fin de año a cargo de José Mota, al que le vino bien trazar una raya a su cruz. Más preocupante es el próximo de Nochebuena que se prepara en TVE, el piloto de una serie de sketches protagonizada por Josema Yuste y Florentino Fernández, Flo. Será un atracón de aceite con manteca, si me permiten seguir con los símiles de degustación. Millán era el pan que hacía digerible a Josema. Formaban un maridaje artístico. Por separado cada uno no es lo mismo. Martes y Trece era química porque además la mezcla estaba bendecida por el rito de la tradición. Y Flo es para tomarlo a sorbos. Es apoyo, un genial secundario, y tendría que mirarse en el espejo de su compadre Santiago Segura, que es un desastre cuando ha querido volar solo en la TV.

La productora que ha unido a Josema y a Flo, Gestmusic, fabrica entretenimientos rentables como MQB u OT, pero cayeron por KO sus últimos programas de humor (¿se acuerda alguien de Extra, con Tonino? pues eso). Tiene que ser irritante para Josema y Millán estar juntos un cuarto de hora, pero a veces si no hay original, es mejor no servir sucedáneos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios