El parqué

Pablo Cumella

Presión griega

EL Íbex logró mitigar ayer su caída al cierre de la sesión y se anotó un leve descenso del 0,15%, que lo situó en la cota de los 9.918,5 puntos. La jornada estuvo marcada de nuevo por la incertidumbre sobre el rescate de Grecia y el repunte de la prima de riesgo hasta el entorno de los 290 puntos.

La banca fue la protagonista de los descensos durante buena parte de la sesión, aunque finalmente los dos grandes bancos, Santander y BBVA, cerraron en positivo. Este repunte constribuyó a que el selectivo pudiera mitigar su descensos.

En concreto, BBVA subió un 0,33% y el Santander, un 0,03%. En el lado positivo también se situaron Sacyr (+2,39%), OHL (+1,44%), ACS (+1,38%), Telecinco (+0,68%), Telefónica (+0,37%) y Repsol-YPF (+0,16%).

Entre los recortes, Gamesa (-3,29%), Criteria (-3,19%) y Abengoa (-3%), seguidos de REE (-2,26%), Grifols (-1,75%), Bankinter (-0,92%), Popular (-0,85%) y Banco Sabadell (-0,1%).

La primera parte de la jornada estuvo muy marcada por la presión de Grecia y el cierre negativo de Wall Street en la sesión del miércoles. Sin embargo, el rumor de que Alemania podría flexibilizar su postura sobre el rescate heleno calmó el ánimo de los inversores. No obstante, la solución sigue sin estar cerca. Los analistas consideran necesario que los inversores tengan la certeza de que la situación de Grecia se resolverá en breve, y aseguran que la Bolsa seguirá presionada a la baja hasta entonces.

En Europa, los principales indicadores también cerraron en negativo. Londres se dejó un 0,76%, por delante de París (-0,38%) y de Fráncfort (-0,07%).

En el mercado de divisas, el euro cedió posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión el cambio entre las dos monedas quedó fijado en 1,4155 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios