Pasa la vida

Primera lección del curso: el cambio de actitud

EL curso escolar comienza hoy tarde. No porque los niños entren a las diez de la mañana en lugar de a las nueve en punto, sesenta minutos de relajo que provocan un gran trastorno en la población activa. La fecha de inicio en el calendario de clases debería ser: o el día 1 de septiembre, o el primer lunes de septiembre, que en 2011 ha sido el día 5. Me gusta más la segunda propuesta que saco a la palestra. Son muchas más las ventajas que reporta para el funcionamiento más coherente de la sociedad acotar en unos 70 días el cierre de aulas por vacaciones de verano (comienzan la última semana de junio), tiempo más que suficiente para el relajo de los chavales, y reducir en una semana ese periodo extra de estar en casa fuera de juego, que tanto descuadra a las familias, porque la vida cotidiana de septiembre ya no es la de julio o agosto. La inercia es la que es, y el cambio que sugiero genera resistencias. Pero sólo podremos alcanzar y sostener un generalizado nivel de bienestar si como sociedad conseguimos organizarnos con más eficacia y más rendimiento. Son muchas las inercias que ya no nos valen para ir tirando.

La gran novedad que me gustaría ver implantada en este nuevo curso es invisible para las estadísticas de presentación. Es un intangible con más valor que la onza de oro en Wall Street. Se llama cambio de actitud. Desde hoy mismo. Autoridades, directores, profesores, padres y adolescentes pueden unirse todos a una para aplicar cada día la frase de Pep Guardiola: "Si nos ponemos a trabajar, somos imparables".

El cambio de actitud es mucho más importante que la mochila, las leyes, los convenios y los ordenadores. Sin cambio de actitud, buena parte del tiempo y del dinero seguirán sirviendo solo para contentarse con los aprobados a granel y la impresión de normalidad. Ya hemos visto que esa convención, fruto de una actitud equivocada, nos lleva a perder el tren en un mundo lanzado hacia otras cotas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios