Análisis

Roberto Pareja

Prioridades y entelequias

LA Mesa Nacional de Batasuna está entre rejas desde octubre y bien que se nota que los Otegi, Permach y cía han dejado de pontificar sobre la lucha armada y sus gudaris, esos deleznables eufemismos de la izquierda abertzale para referirse al terrorismo y a los terroristas. Sus remedos de ANV y del PCTV no dan la talla y su presencia mediática es tan nula, si cabe, como su iniciativa política. Así que estábamos muy tranquilos sin aguantar las taimadas fanfarronadas de turno sobre los beneficios taumatúrgicos del crimen y la extorsión cuando las víctimas, las más agradecidas del imparable periclitar del terror, se encuentran con una decisión, la de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que deja de nuevo en evidencia las miserias de esa entelequia llamada justicia.

Si no fuera por las peleas cainitas del PP y la reelaboración del programa del PSOE a golpe de resoluciones congresuales, la molicie informativa a nivel nacional brillaría como un sol. Quizá por eso ha surgido esa serpiente veraniega en defensa del castellano, aunque es triste constatar que son los jueces los que no hablan el mismo idioma que esa mayoría silenciosa que vive y deja vivir, una entelequia en el País vasco.

El teletipo da fe de la indignación generalizada, pero esta decisión judicial de no considerar delito mantener las calles con nombres de asesinos no debe convertir a los jueces en cabezas de turco del veredicto popular. Ellos se limitan a aplicar y a interpretar las leyes. Las fabrican otros, en el Parlamento, que es el que ahora debe reaccionar. Aborto y eutanasia pueden esperar. Lo primero son las víctimas ¿O eso es otra entelequia?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios