PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Propaganda y ciudadanos

LA campaña electoral andaluza se enreda en tercermundismos de vía estrecha para montar los debates televisivos con dos o cuatro candidatos. Mientras suenan por doquier sus voces, se cierra el grifo tecnológico a la participación directa de los ciudadanos en el debate político, entre sí y en relación con los aspirantes a escaño. Desde estas líneas les relaciono con cuatro de los sevillanos que, hartos de milongas, han contactado conmigo.

Luis Díez Millán compró un chalé en Palomares, en la urbanización San Antonio, se lo entregaron en diciembre de 2006. Tras un calvario de deficiencias en la construcción, ahora sufre la segunda odisea: las viviendas no tienen línea de teléfono, y han pasado 15 meses de reclamaciones y protestas. El boom urbanístico sin redes básicas.

Juan María Cañadas es uno de los vecinos que en Simón Verde le piden al Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe que haga caso al dictamen del Defensor del Pueblo y anule los desfasados convenios que dieron origen a la gestión privada de los servicios básicos de dicha urbanización privada, incluido el alumbrado y la limpieza. Porque ahora es un barrio abierto y pagan tasas municipales por no recibir esas prestaciones.

Manuel Rodríguez Duarte vive en Valencina y acaba de lograr que un juzgado de Sevilla le admita a trámite un recurso contra la Junta de Andalucía por publicar la Normativa de Protección Arqueológica de Valencina sin el requisito de someterla a información pública para alegaciones de los interesados. Los descuidos siempre perjudican a los dólmenes.

La suerte de la campaña está en manos de los desencantados y su decisión de ir o no a las urnas. Joaquín Moguer Terol es uno de los jóvenes sevillanos en esa tesitura anímica. Y me confiesa: "Soy un ciudadano joven, que no estúpido, cansado de un clima político que se vuelve en contra de los que hacemos el país. Nunca hubiese pensado cuando era un crío que los adultos tenían que debatirse entre una u otra mentira para votar".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios