Con efecto

JAVIER MÉRIDA

'Proyecto Heliópolis' o 'Heliópolis', qué más da

EL día en que el equipo de Mel certificó su permanencia, el segundo, el equipo de no se sabe quién, descendió a Tercera. El primer filial, mascarón de proa de Heliópolis, que ya no es un proyecto porque dicen que incluso anda, consumó una de sus más delirantes temporadas: tres entrenadores, fichajes veteranos en invierno, colista y desahuciado hace meses.

Si la temporada pasada el papel de la cantera bética fue decepcionante, en la presente va camino de superarse. Hace dos años, la mayoría de equipos del Betis superaron a los del Sevilla. En la pasada, se invirtieron los términos y la residencia de futbolistas se reveló, además, como un fracaso con niños medio hacinados. En la actual, los dos juveniles nacionales ya dieron el brazo a torcer y el primero arrojó la toalla enseguida, nada más movieron a Puma para cargarse al olímpico Vidakovic.

Desde los intestinos del club se arguye como causa principal del ridículo del Betis B que Mel haya tirado de Vadillo y compañía. Pero el problema es otro: ¿Quién capta hoy savia nueva para los equipos juveniles y para el primer filial? Y, encima, la gestión es muy deficiente también al más alto nivel. Echaron a Valenzuela sin explicación alguna, colocaron a Gordillo porque nadie quería hacerse cargo de la cantera y ahora han traído a uno de Granada, que trabaja a tiempo parcial y gana más dinero que el portero titular del sábado en el Bernabéu, porque el que le come la oreja a Bosch proviene de por allí, igual que el tercer técnico del filial, que ya emitió varias señales de querer apoltronarse. Ambicioso que es, por las que hilan.

Y todo este desbarajuste de cuatro teóricos se produce con un presupuesto infinitamente superior al del avaro Lopera. Doblas, Melli, Juanito, Rivas, Arzu, Joaquín, Varela y Dani: 8 de 14 de aquí y Copa del Rey al aire en el Calderón. Trabajo de Valenzuela, de ese Paco Millán que acaba de salir huyendo del Betis y de más gente de fútbol. Y de aquí. Y sin cacarear proyectos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios