Visto y oído

Antonio Sempere

Punset

POR fin volvió Eduard Punset con nuevas entregas de Redes. ¿Cuántos se habían enterado de que el programa estaba en barbecho, y de que durante el último medio año, que es mucho tiempo, sólo se ofrecieron reposiciones?

Sólo sabemos que lo vieron 81.000 espectadores, y eso que se emitió relativamente pronto, a la una y cuarto. Y es que hay algo que no parece serio en toda esta historia: el poco caso que se le hace al invento. Fue el lunes 16 de abril de 2007 cuando las cosas, que no andaban demasiado bien, cambiaron a peor. Desde ese día, los programas culturales de La 2 modificaron sus horarios, tornándose, en muchos casos, en imposibles. A Redes le tocó una de las peores ubicaciones. Desde el domingo 22 de abril se emitió los domingos entre las 2 y las 3 de la madrugada, después del programa de debate Enfoque, de Elena Sánchez, otro castigado, y de Metrópolis.

En su nueva etapa, Redes continúa siendo sacrificado. Cada dos semanas, será precedido por un larguísimo especial sobre las competiciones de las motos GP, por lo que, cada dos semanas, no saldrá en antena antes de las dos de la madrugada. Situación que con un poco de voluntad se podría evitar.

Yo sólo digo que las cifras de ciertos programas emblemáticos de La 2, como Redes, como Días de cine, como Miradas 2, comienzan a bajar habitualmente de los cien mil espectadores. Perdiendo también a su público natural. No es que sean los menos vistos. Es que por cada uno de sus espectadores, hay otros 35 ó 40 que ven cualquier serie de producción propia, un culebrón o un informativo. Pero en qué cabeza cabe que el vacuo de Angelino multiplique por veinte la audiencia de Miradas 2. Estamos locos o exigimos muy poquito del medio.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios