La ventana

Luis Carlos Peris

Por Quema, imágenes como de un tiempo ya lejano

ATRAVESANDO una nube de polvo, coronando una loma aparece una multitud que se asemeja a una caravana de pioneros a la conquista de la Marisma. Hoy es un día grande en Villamanrique aunque los ánimos manriqueños sigan contritos por la ausencia definitiva de don Pedrinho. Llevarán mostachones los romeros de Utrera cuando en la Plaza de España rindan honores al simpecado local como sonarán a gloria las sevillanas nazarenas de la gente de Dos Hermanas. Y es que hoy es un trasiego sin fin de hermandades cruzando el último pueblo del camino, el último vestigio urbano antes de adentrarse en la Raya Real. Trasiego de gentes que van con el corazón por las nubes al encuentro de la Blanca Paloma. Antes, sin embargo, de llegar a Villamanrique, lo del vado de Quema, el sitio por donde el Guadiamar permite el paso a esos que parecen pioneros, una imagen de otro tiempo ya muy lejano.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios