La ventana

Luis Carlos Peris

Rafael Montesinos, de nuevo en Sevilla

ESTARÁ Marisa, su mujer, mañana en la Fundación Cruzcampo y estarán muchos de los que le admiraron y le siguen admirando cinco años después de muerto. Se rememora mañana noche la figura de un sevillano que jamás se fue de Sevilla aunque viviese en Madrid sus últimos sesentaicinco años. Se recordará a un sevillano de la calle Santa Clara que llevaba a Sevilla en el alma y a su Virgen del Valle en el corazón. De Diálogos en la acera izquierda de la Avenida podríamos entresacar este pensamiento: "El tren empezó a arrancar lentamente y en medio del grupo de familiares y amigos que agitaban sus pañuelos, me vi despidiéndome de mí. Yo estaba en la ventanilla y en el andén, los dos pañuelos decían adiós, ¿pero quién se despedía de quién?". Su casa madrileña en Pacífico era como un trozo de esa Sevilla de la que decía que nunca se fue y a la que vuelve de la mano de los recuerdos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios