el medio centro

Carlos Izquierdo /

Raúl González Blanco

Tenía asumido ser zarandeado por su condición de madridista, pero no que sigan poniendo en solfa sus cualidades

ES una pena que Raúl González Blanco sea español. Es cierto que el hecho de ser zarandeado por jugar en el Real Madrid ya lo tenía asumido, como tantos otros, pero no se termina de acostumbrar a que ahora, lejos del ruido mediático patrio, algunos sigan poniendo en solfa sus condiciones, sus aptitudes, su generosa actitud, su irreprochable profesionalidad, sus innegables números, sus intocables títulos...

Y es que ahora, cuando todos lo enterraron, cuando dejaron su foto abandonada en el baúl, el siete de España, gracias en buena parte a su determinación y sus goles, se mete con el Schalke alemán en las semifinales de la Liga de Campeones, donde se encontrará con el Manchester United de Ryan Giggs, otro de su especie. Y no sólo cumple el español con uno de sus penúltimos sueños sino que además lo hace batiendo récords, lo hace marcando su gol número 71 en la Liga de Campeones, lo hace jugando su partido número 142 en la máxima competición continental, lo hace disputando su partido de eliminatoria número 44 en la Champions. No está mal para el tercer goleador español de la temporada con 18 tantos -por detrás de Villa (21) y Soldado (20), y por delante de Llorente (17) y por supuesto de Fernando Torres (9)-.

Es una pena que Raúl González sea español y no sea valorado en este país por lo que ha sido, es y por lo que representa para nuestro deporte fuera de nuestras fronteras. Es obsceno que todos aquellos que celebraron la marcha del delantero madridista no guarden ahora siquiera un prudente y respetuoso silencio. Algunos, incluso, presos de su propia mediocridad, se han lanzado a criticarlo por celebrar el triunfo con sus seguidores. ¡Cuántas bocas está cerrando Raúl! ¡Qué conmovedor ejemplo de profesionalidad está ofreciendo, a sus casi 34 años, uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol español!

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios