desde mi córner

Luis Carlos Peris

Con la Real, una cita fundamental

La sombra de una racha de fracasos más revolotea sobre la vertical de un equipo que no termina de definirse

APARECE un fantasma en la sesera del bético así que va acercándose la hora de autos, que será a las diez en todos los relojes de Heliópolis. Dicha sombra perturbadora es el gol que Íñigo Martínez le hizo a Casto en el último suspiro del Betis-Real Sociedad del pasado curso. Aquello le heló la sangre a cuantos lo vivieron y hoy se va al campo con la inquietud de si, como entonces, el equipo de Mel va a sumirse en otra mala racha, una de esas que tanto prodiga. Por lo pronto, los dos últimos partidos han emborronado el arranque liguero tanto que el personal se pone en lo peor y eso se palpa en el ambiente.

Se trata de un partido clave para que equipo y clientela no entren en depresión, que un triunfo frente a los de Montanier atemperaría las cosas tanto en el terreno de juego como en la grada. Y es que caminan de la mano la vulnerabilidad mostrada por la tropa de Mel y la grillera en que se ha convertido la zona noble. Grillera a la que habría que ponerle coto para impedir que el primero que pase por allí se ponga ante un micrófono y hable de lo que no sabe. Pero hoy es día de partido y hay que centrarse en él, que tiempo habrá en este parón que se avecina para ocuparse de asuntos que en nada tienen por qué rozar el día a día del equipo y también del vestuario.

Parece por lo ensayado que Mel hará varios cambios respecto al último partido. Desde luego, la debacle de Málaga debería haber dejado las debidas enseñanzas para rectificar la última senda adoptada. Nueva defensa, nueva zona de creación y vuelta de Rubén Castro al sitio donde hace daño, que mientras más se aleje de la portería menor será su importancia. Parece que vuelve Pereira a la titularidad y lo más extraño de todo es que hay futbolistas que no cuentan para nada. Por ejemplo Campbell, que en los dos ratos que jugó no desmereció del resto. Pero quien la lleva la entiende y sólo cabe rezar para que no se repita una racha más de fracasos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios