La ventana

Luis Carlos Peris

Recordando ferias dominadas por los narraluces

PASEANDO por la Plaza Nueva en estos días feriales se te va el tiempo olisqueando y echándole el ojo a los libros que uno prefiere. Libros y conocimientos con los que uno se cruza y que hace que el tiempo se lentifique, se haga moroso y tiendan las conversaciones a un tiempo que no volverá. Recuerdo con coetáneos de aquellas ferias de hace treinta o cuarenta años en que partían el bacalao los autores locales, ingeniosamente llamados narraluces. Un tiempo en que Antonio Burgos ya parecía un señor mayor que escribía como un señor mucho mayor de lo que era. Y con Antonio, Manolo Ferrand, Barrios, Vaz de Soto, el irrepetible José María Requena o aquel gran Alfonso Grosso que descubrió en exclusiva el impune crimen de Los Galindos. Por allí, Julio de la Rosa o el recordado José Antonio Garmendia firmando, sin parar, ejemplares de la última edición de su Cipriano Telera. Qué tiempos...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios