La ventana

Luis Carlos Peris

Recordando unos maniquíes con aparatosas cornamentas

RECORDATORIO fantástico el que ayer hacía en estos papeles Nicolás Salas a cuenta de los 40 años que cumple el Cortinglés del Duque, el primero que se instauró en esta ciudad en la que Galerías Preciados ya llevaba un decenio. Muchas connotaciones que vienen a la memoria gracias a Nicolás, cuestiones olvidadas que ahora se rememoran con nostalgia, aunque no podamos tener nostalgia de aquella tragedia futbolera que fue el descenso de ambos equipos, algo que se repetiría dolorosamente en el año 2000. Y de aquella inauguración del Cortinglés hay algo que nunca se me fue al archivo de la memoria, sino que afloraba con frecuencia. Y es el gran escándalo que montó el escaparatista del centro con unos maniquíes femeninos que lucían unas astifinas cornamentas, como elegidas para la plaza de Bilbao como mínimo. En aquella sociedad de hace 40 años no vea usted cómo cayeron dichos aditamentos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios