La ciudad y los días

Carlos Colón

Reparto de catástrofe

LEO que una empresa de estudios de opinión está realizando una encuesta telefónica para que se elija entre una lista de personalidades al posible candidato socialista para las municipales. Los nombres propuestos son Monteseirín, Gómez de Celis, Juan Espadas, Alfonso Guerra y… ¡Maribel Montaño! Cortitos de reparto deben andar los socialistas de cara a la preproducción de la cuarta entrega de esta serie de películas de catástrofes con sensorround de escándalos que son los tres últimos mandatos municipales.

Los aspirantes serían el alcalde, más quemado que el rascacielos de El coloso en llamas; el señor de Celis, actual capitán -entre otras naves de incierto destino- del ruinoso Titanic de la Encarnación; Juan Espadas, eficaz actor de carácter formado en las superproducciones de la Junta; Alfonso Guerra, galán maduro que entraría en el casting municipal como las antiguas estrellas de Hollywood en los repartos de los culebrones televisivos -a lo Anne Baxter en Hotel o Jane Wyman en Falcon Crest- o los galanes chuchurríos y las bellezas marchitas que daban brillo de oro viejo a las películas de catástrofes, como el Fred Astaire con peluquín de El coloso en llamas, la devastada Ava Gardner de Terremoto o la oronda Shelley Winters de La aventura del Poseidón; y Maribel Montaño, que entraría en el casting como una superviviente de la era del destape y el café-teatro rescatada por la tele, como Victoria Vera en Mira quién baila.

Si quieren llevar hasta el final la burla que están haciendo al patrimonio de la ciudad y la parodia de sí misma en que están convirtiendo a Sevilla, deberían dejarse de rodeos y contratar a Leslie Nielsen para encabezar la candidatura socialista. Porque hemos caído tan bajo que lo de Sevilla, más que a una película de catástrofes, se parece a sus parodias tipo Aterriza como puedas. Nada serio espero para Sevilla por el lado de este PSOE. Sólo Alfonso Guerra garantizaría que del socialismo bufo se pasara al de verdad. Pero dudo que se piense en él y que, de ser así, aceptara. A quien tan bien conoce los esperpentos de Valle-Inclán no le debe apetecer, 40 años después, ponerse al frente de esta farsa provinciana.

Ya se sabrá quién será el candidato socialista a capataz de Sevilla. De momento a Zoido se le ha puesto voz de Miguel Loreto. Otro punto a su favor frente a estos malos capataces que están reventando la cuadrilla de los presupuestos, estrellando el paso de Sevilla contra esquinas de ignorancia y desmochando su patrimonio al intentar meterlo por la puerta estrecha de una cateta y retrógrada idea de modernidad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios