Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Rescate

LO más impactante de la crónica de sucesos solía convertirse en novela y ahora también se transforma en miniserie, tendencia que ha remitido, sospechamos, por simple cuestión de presupuesto y rentabilidad en las cadenas. Benito Zambrano reabrió este camino con Padre Coraje al que prosiguieron otros casos más adelante como el de Mari Luz, en esta revisión del género que con más brillantez perfilara la productora de Pedro Costa con La huella del crimen. Más de un productor ejecutivo se está quedando con las ganas de diseccionar un tristísimo caso aún por resolver como el de Marta del Castillo.

Lindando entre los casos de bebés robados e historias noveladas como Un burka por amor Antena 3 sacaba del cajón Rescatando a Sara, un caso real tratado durante meses en los programas de la cadena y que viene a tener semejanzas con No sin mi hija. En este caso es una niña de madre española que es llevada por su rencoroso padre iraquí al polvorín de Basora. Carmen Machi, que guarda cierto parecido con la protagonista real (que apareció en un especial nocturno posterior con Serra y Nacho Abad), encabeza una desgarradora historia, entre la desesperación de esa mujer y el laberinto legal y diplomático al que se enfrenta. El desenlace sabido (feliz, por fortuna, claro) limita la crudeza del desarrollo y amortigua la incertidumbre del espectador, al que no se le regatean todos los morunos clichés posibles sobre la perversidad de los cómplices del iraquí. Incomoda realmente ponerse en la situación de esa sufrida madre y del voluntarioso periodista amigo, dejados de la mano de la diplomacia durante tiempo. El clima, con una voluntariosa recreación, condena a la sobreactuación a los protagonistas, a Machi y a Fernando Guillén Cuervo, e incluso a la sorpresa de contemplar por allí a la venerable periodista Rosa María Mateo.

Efectismo y exageración que devalúan una historia que por mucho que pida su asidero a eso de "basada en hechos reales" termina contemplándose con aire de teatralidad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios