El parqué

Pablo Cumella

Respiro

LA renta variable española se acerca a su equilibrio en época de resultados. Para acompañar a las empresas, el Íbex 35 casi ha dejado atrás su bagaje negativo durante este año gracias al rally que presenta desde el pasado mes de marzo. Así, el selectivo cerraba ayer una nueva sesión en positivo avalada por las cuentas de las empresas y, sobre todo, por los bancos. Y todo ello a pesar de que las palabras de Bernanke sobre una recuperación lenta de la economía estadounidense ralentizaban el final alcista de la jornada.

El tono negativo de Wall Street pesó, sin embargo, en las bolsas europeas, lastrando tanto a Fráncfort (-1,01%), como a París (-0,40%).

El Íbex 35 acabó subiendo un 0,68%, hasta los 9.136,7 puntos, en una jornada marcada por la vuelta de ArcelorMittal al selectivo -tras su salida en 2006- en sustitución de Unión Fenosa. En este secenario, Cintra se anotó el mayor avance del Íbex, con un 7,19%, seguido de Ferrovial (+5,04%) y OHL (+4,14%).

En el lado contrario se encontró Gamesa, que descontó la fuerte revalozación del pasado lunes y perdió un 8,23%. También con signo negativo cerraron Grifols, que cedió un 1,95%, Criteria, con descensos del 2,41% y Mapfre, que cayó un 3,11%.

Entre los blue chips, destacaron las entidades financieras BBVA y Santander, que impulsaron al selectivo con ganancias del 2,06% y del 1,43%, respectivamente. Mientras, Telefónica se apuntó ligeras subidas del 0,68%. Completaron el grupo de los cinco grandes Repsol YPF, que sumó un 0,95%, e Iberdrola, el único con retrocesos entre los de mayor capitalización, con un recorte del 0,66%.

Mientras, el petróleo retrocedió con el barril Brent -de referencia en Europa- a un precio algo superior a los 54 dólares. Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) cerró el cambio del euro con el dólar por encima de las 1,34 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios