PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Reúnen firmas contra Sevilla

LA Asociación Rayya, autodenominada defensora de los derechos de Málaga, recoge firmas para llevarlas al Parlamento regional con el fin de evitar que Sevilla tenga una ley de capitalidad como la propuesta por el alcalde Zoido, a semejanza de las estipuladas en otras autonomías. Dicen que "es una línea roja que desde la provincia malagueña no vamos a permitir, es darle a Sevilla más privilegios de los que tiene, es un atraco, es mayor insolidaridad entre provincias hermanas". Arengan a los malagueños para reaccionar en contra. Hala, pidan al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que se persone en un juzgado de guardia o en una comisaría para denunciar a Zoido como cerebro del atraco planeado para desvalijar Málaga. En Sevilla, por contra, no hay ninguna asociación recabando firmas para que la ciudad tenga un estatus privilegiado. Tema que registra la mayor de las indiferencias.

El debate sobre la capitalidad es uno de los déficits identitarios de Andalucía. El PSOE lleva 30 años con miedo de hablar de Sevilla como capital de Andalucía. Y el PP vio en ese tema una oportunidad para aspirar al liderazgo social y electoral en Málaga, refundada como capital del agravio en tiempos del felipismo sevillano. De sembrar aquellos vientos le llegan ahora a Zoido desde su partido estas tempestades en contra. En una coyuntura de ¡sálvese quien pueda! como la actual, sólo debería haber planteado la asignación a Sevilla de recursos extra mediante la presentación, desde el primer día, de un estudio riguroso, imparcial y prolijo sobre la cuestión. Y ese análisis solo puede elaborarse de común acuerdo entre el Gobierno autonómico y el Ayuntamiento hispalense. No veo a Griñán y a Zoido, que están de continuo enfrentados en todo, pactando solamente el estatuto de capitalidad para Sevilla.

Mientras tanto, para acalorar al personal, hay políticos, periodistas y asociaciones dispuestos a ejercer de pirómanos en un incendio que podíamos habernos ahorrado. Solo sirve para desviar la atención respecto a los problemas de verdad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios