Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

Entre Riveray Rivera...

UN mundo de arrebatos. Francisco Rivera y su hermano Cayetano vuelven a ser protagonistas de la actualidad a través de sendos "arrebatos" que, en Sevilla y Madrid, los colman de felicidad.

De Fran me cuentan que asistió al estreno de la nueva entrega de Indiana Jones en compañía de su novia, Blanca y que, en primera fila de la sala, disfrutaron las aventuras de Spielberg. Y más aún porque, el próximo jueves, el diestro reaparecerá como invitado sorpresa en la fiesta que la compañía discográfica está organizando para celebrar el millón de copias vendidas a lo largo de su carrera precisamente por El Arrebato. Javi, nombre de pila del artista sevillano, es un tipo genial y se merece esto y todo lo bueno que le venga. A él nadie le ha regalado nada y, aunque destripe en estas líneas la presencia de su amigo Rivera Ordóñez en el acto, estoy seguro que, con la cantidad de trabajo que tiene, no se va a enterar hasta una cita -en la Sala Boss- donde se esperan muchos otros rostros conocidos. Vamos, el fiestorro de la semana.

Más discreto, su hermano Cayetano marchó a cenar el pasado miércoles en compañía de su cuadrilla para celebrar el éxito de la corrida de la Beneficencia que tuvo lugar en un escenario tan temido por todos los matadores como es la Plaza de Toros de Las Ventas. Por si fuera poco, además se producía la confirmación de la alternativa del pequeño de los Rivera con lo que, imaginen su estado de ánimo antes de salir al ruedo. "Estaba muy nervioso porque la responsabilidad era mucha pero lo supo asumir con naturalidad y amor propio", me confirma su apoderado, Curro Vázquez, orgulloso de la "arrebatada" respuesta del respetable. El diestro pasó todo el día siguiente completo descansando y, el viernes, volvió a la carga con sus entrenamientos. Eso sí, por lo pronto no hay intención de desviarse hacia otros proyectos que no sean los de cumplir con las setenta corridas que le esperan esta temporada. Es decir, ni publicidad, ni campañas, ni nada de nada. Una familia profesional hasta decir basta.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios