Rozando los 10.500 puntos

EL Íbex 35 cerró ayer en positivo la sesión con un leve repunte del 0,04%, pero no consiguió recuperar la cota psicológica de los 10.500 enteros (10.485,2) que sí logró tocar a lo largo de la jornada. La caída de algunos bancos después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijera que las entidades europeas representan una amenaza para la estabilidad financiera mundial limitó la subida de la Bolsa. En el mercado de deuda, no obstante, la prima de riesgo bajó de 165 a 163 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 3,215%.

Las constructoras ocuparon los primeros puestos del ranking de ganancias, liderado por FCC (+2,97%) y ACS (+2,10%). Sacyr repuntó un 1,90% y OHL un 1,49%. Entre ellas se colocaron Red Eléctrica (+1,99%) y Técnicas Reunidas (+1,94%).

Por su parte, Bankinter se convirtió en el farolillo rojo de la sesión, con un retroceso del 2,22%, seguido de DIA (-2,15%), Caixabank (-1,60%), Grifols (-1,23%) y Viscofan (-1,15%).

Entre los pesos pesados del selectivo no vio una tendencia clara y mientras Repsol (+1,07%) y Telefónica (+0,94%) se apuntaron al positivo, Inditex (-0,55%), Iberdrola (-0,5%), BBVA (-0,31%) y Santander (-0,29%) no lograron aguantar el tipo.

En este contexto, el Íbex se mantuvo en línea con sus homólogos europeos que, si bien terminaron el día en positivo, no consiguieron acumular grandes ganancias: Londres avanzó un 0,66%, París un 0,36% y Fráncfort un 0,1%. En el mercado de divisas, el euro se intercambió a 1,3821 dólares.

En el mercado continuo, donde se negociaron 2.640 millones, destacó la subida del 21,22% de Inmobiliaria Colonial después de lograr un crédito de 1.000 millones para refinanciar su deuda, en tanto que Edreams subió el 7,34% y superó el precio de salida a Bolsa. Almirall lideró las pérdidas con una bajada del 5,83%.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios