La ventana

Luis Carlos Peris

La calle San Fernando como especie de Vía Apia

PARECÍA una secuencia, la secuencia final, de Espartaco, aquella película que protagonizó Kirk Douglas a las órdenes de Stanley Kubrick en los coletazos de los 50. Iba el fantástico Cristo de la Buena Muerte casi hundido en su monte de lirios, acababa de abandonar San Gregorio y enfilaba San Fernando en una especie de slalom entre árboles y postes del tranvía. Hundido para que la cruz no tropezase con las catenarias de ese tranvía que se ha convertido en testimonial en muy corto espacio vital. Y digo que cuando el Cristo de los Estudiantes se iba camino de su casa en la Universidad, la obra extraordinaria de Juan de Mesa se empastelaba con los negros postes que sostienen a las catenarias del tranvía interruptus. Aquella era una visión que asemejaba la calle San Fernando con una especie de Vía Apia parecida a la de la escena final de la película, imaginando que los postes eran las cruces. Qué cruz, Señor.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios