Las dos orillas

José Joaquín León

San Telmo y sus inquilinos

EL Palacio de San Telmo ha abierto sus puertas al público con unas jornadas de puertas abiertas, valga la redundancia, y una bronca política por el coste y los contenidos. La rehabilitación del Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, ha vuelto a ser polémica. El prestigioso arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra hace las restauraciones a lo grande, pero a su modo y manera, que es vázquezconsuegrizando lo que le cae a mano, al modo que en otros tiempos se macarenizaban las imágenes de vírgenes sevillanas de los siglos XVIII o XIX, cada vez que pasaban por una presunta restauración.

-A esta Virgen no la reconoce ni el imaginero que la parió. Eso sí, a mí me recuerda ahora un poco a la Macarena.

Esto es lo que comentaban los capillitas después de la transformación macarena que han sufrido no pocas imágenes marianas. El profesor Palomero Páramo escribió que en ciertos casos las imágenes se debían adjudicar al imaginero restaurador, no al original. Algunas después han sido desmacarenizadas, que es otra forma de restaurar: desmacarenizar las vírgenes macarenizadas.

Pues con lo de Vázquez Consuegra pasa igual. Después de que haya vázquezconsuegrizado el palacio de San Telmo, de lo que ya había precedentes, este histórico edificio, joya del barroco, se puede considerar una obra de diferentes etapas y autores, pero en buena parte, o sea en su mayor parte, obra verdadera de Guillermo Vázquez Consuegra. Y a lo mejor con el tiempo hasta le aporta prestigio, pues él es en Sevilla, salvando las distancias, como Gaudí en Barcelona: el arquitecto propiamente dicho, por definición.

El PP ya ha protestado porque unas lámparas de un diseñador sueco, pero no de Ikea, han costado 8.000 euros cada una y estamos en plena crisis. Ahí quedan las lámparas que no son de Ikea, que valen un pico. Las obras han salido por 46,6 millones de euros; esto es como dos semanas santas de Sevilla en términos económicos. Pero no es tanto, si se recuerda que con la deuda histórica y sus solares nos pagaron 16 veces más. Estos del PP es que protestan por todo, incluso por eso, sin darse cuenta de que si Javier Arenas ganara las próximas elecciones podría quedar iluminado por esas lámparas maravillosas, y encima se las habría pagado Griñán; bueno Griñán exactamente no, todos los andaluces y andaluzas, que son los que pagan estas cosas, pero el beneficiario sería él, y con el despacho también.

El inquilino de San Telmo está en juego, eso hay que tenerlo en cuenta. Pepe Griñán sólo se ha asegurado, y nunca se sabe, dos años como inquilino. Después lo pueden desahuciar del palacio. Pero bueno, gane quien gane, siempre nos quedarán las lámparas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios