La proliferación de ciclistas y bicicletas en la ciudad ha ocasionado también ciertos efectos colaterales, como es el aumento del número de robos de las últimas. Los usuarios quieren que sus vehículos estén a salvo y por eso los encadenan en cualquier lugar, a veces de dudosa seguridad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios